I yes en: Empezipiallo > Libros > MESACHES
Imachen de portalada d'o libro

160 Pachinas

225 g de peso

Formato de 13 x 21 cm

Añada d'edizión: 2012

Colezión: Arto

ISBN: 978-84-8094-203-4

MESACHES

Autor: Chusé Inazio Nabarro (Чусe Инасио Наварро)

PBP:12 EUR

Crompar
Leyer-ne una abanza

Sinopsis

Os feitos que se recontan en Mesaches trascurren en a Unibersidá Laboral de Cheste entre as añadas de 1974 e 1977. Ta par d’alabez o protagonista d’a nobela, un mesache d’onze ta catorze añadas, bibe, de conchunta con os suyos compañers, chóbens cadiellos prozedens de totas as Españas, o paso dende a nineza ta l’adoleszenzia en o mesmo inte en o que o país entero yera cambiando, dixando dezaga la nineza, no pas inozén, d’a ditadura ta plegar enta la rebatosa adoleszenzia d’a transizión. Mesaches parla, per consiguién, basicamén de dos temas, de l’amostranza e d’a transizión democratica. Dos temas que, per culpa d’a conchuntura d’imboluzión economica, sozial e politica en as que güe nos trobamos inmersos, son esdebenitos dos temas muito autuals. Mesaches ye una nobela escolar e ye tamién en buena mida una nobela istorica. Pero Mesaches ye tot ixo e ye encara muito más. De fautura libre e sincopata, a obra achunta en as suyas fuellas os escais d’un dietario presonal con os cabos d’un sosprendén bestiario. Bi aparexen igualmén continas referenzias á la mosica e á o zinema d’ixas embueltas, asinas como bellas istorias biblicas refeitas u rebersionatas d’una traza parellana á como –diz l’autor– lo feba Mark Twain. Mesaches ye, en zagueras, una nobela puzle en a que totas as piezas, as gran e as más chiquetas, rematan encaxando unas con atras en un conchunto unitario. Chusé Inazio Nabarro ha ubierto, una begata más, una endrezera, nueba e insospeitata, en o panorama d’a narratiba contemporania en luenga aragonesa.

VII Premio de Nobela Curta Ziudá de Balbastro 2010.


Fes sociedá a:

  • 19-05-2013 Presentazión en Librería Anónima de Uesca. Apresurada laudatio


    Sobre Mesaches de Chusé Inazio Nabarro: apresurada laudatio
    Tal vez me equivoque al afirmar que Chuse Inazio Nabarro escribe gran literatura, literatura de la grande. Al menos, si nos atenemos a los términos cargados de mayúscula mental y bienintencionado ecumenismo con que Goethe concebía este tipo de expresiones. Aunque a mí, personalmente, no me quepa ninguna duda de que Nabarro lo hace. Y para ponerlo de manifiesto –por si a estas alturas aún fuera preciso– llegan estos Mesaches que, negro sobre blanco, labran línea a línea la página otrora virginal, como los bueyes del acertijo aquel, y así la privan de su alba sosería para enronarla de barro bien revuelto, de jugos nutricios, de sustancia y resonancia. Resonancia y sustancia que parecen brotar sin tasa y sin mamparas desde la memoria del propio autor, en pacto tácito con los lectores, quienes suelen admitir de buen grado la veracidad última, la honesta confesionalidad –al modo de Rousseau, claro está– de obras como la presente. ¡Craso error cuando es Chusé Inazio Nabarro quien anda de por medio! Pues ¿no era éste el que escribió Chuan Galé, aquel diario que en realidad no era un diario? ¿Y no firmó también Reloch de pocha, las memorias aquellas que resultaban no ser unas memorias, sino una rara y melancólica parábola moral de la historia y el mundo? Ojo, lector, pon ojo, y tente, y no todo lo creas a pies juntillas, que transitas un escenario lleno de practicables y de boquetes ocultos por donde se cuelan la ficción, la cita, el ensueño; por donde el texto se mira en el espejo de otros textos y el barniz del realismo y de la verdad se resquebraja. Que la literatura es, al cabo, fabulación y engaño; y por eso, lector, el texto te engaña con sus falacias, y Chusé Inazio Nabarro enreda y las enreda. Y hace muy bien en enredarlas. Para que tú te las creas y las vivas, las revivas, seguro de que alguien las ha vivido ya por ti: los muchachitos cuyo día a día en el colosal internado de Cheste se cuenta en estas páginas, que en 2012 merecieron el premio Ziudá de Balbastro de Nobela Curta en Aragonés, y que ahora publica la benemérita Gara d’Edizions. Muchachos que llegaron a la adolescencia, a su propia transición, al tiempo y compás que se producía la otra, esa que hoy se escribe con mayúscula.
    Este libro posmoderno, que tan cierto parece y tan auténtico resulta, alberga una muy fluida fabulación que, en sus modos y en su concreta plasmación textual, trasciende sobradamente los límites que suelen darse por firmes –a menudo por inamovibles– para la creación literaria en aragonés. Es el marchamo de las obras últimas de Chuse Inazio Nabarro. Marchamo que nos trae de vuelta a Goethe, cuando evocaba un cuerpo único de Weltliteratur, literatura más allá y por encima de fronteras territoriales y lingüísticas. Si acaso existe, ese es el anaquel perfecto para Mesaches.
    José Ángel Sánchez Ibáñez
    Universidad de Zaragoza
    Huesca-Zaragoza, enero de 2013

    Fuen:
  • 18-01-2013 DIARIO DEL ALTOARAGÓN


    Presentazión d'a nobela Mesaches en Librería Anónima.


    Fuen:
  • 08-01-2013 Diario del alto aragón



    Fuen: http://www.diariodelaltoaragon.es/NoticiasDetalle.aspx?Id=787351
  • 08-01-2013 DIARIO DEL ALTOARAGÓN


    Mesaches. Una novela corta de largo alcance por Aleksey Yéschenko.


    Fuen: